Galletas de avellana y chocolate

Estas galletas tipo cookies con un sabor intenso a mantequilla y avellana están buenísimas. Es de esas recetas que dejan un riquísimo olor por toda la casa durante y después del horneado y dan ganas de comer las galletas nada más sacarlas del horno.

Son unas galletas super fáciles de hacer, solo hay que mezclar los ingredientes en un bol, formar bolitas y hornear. No hace falta ninguna herramienta particular para darles forma, como rodillo o cortapastas, ya que la gracia de estas galletas es que se les da forma con las manos y así quedan con un aspecto más casero.

La receta la encontré en la web de Gastronomía y Cia y desde entonces forma parte de mi recetario particular de galletas y es probablemente mi receta favorita de galletas.

Ingredientes

  • 180 gr de harina
  • 3 gr de levadura química (media cucharilla de postre)
  • 65 gr de azúcar
  • 120 gr de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 45 gr de leche
  • 60 gr de pepitas de chocolate
  • 40 gr de avellanas tostadas
  • una pizca de sal

Preparación

Pon en un bol la harina, la levadura, el azúcar, la pizca de sal y mezcla bien.

Añade la mantequilla troceada, la leche, las pepitas de chocolate (reserva una cucharada para decorar) y las avellanas tostadas (picadas o troceadas tan fino como lo quieras encontrar en las galletas).

Mezcla bien hasta que la mantequilla esté totalmente integrada en la masa. Forma una bola y envuélvela en film transperente para reservarla 20 minutos en el frigorífico y que la mantequilla se vuelva a endurecer.

Precalienta el horno a 180º con calor arriba y abajo, sin ventilador.

Saca la bola del frigorífico y forma bolitas con las manos. Ve depositándolas en una bandeja previamente forrada con papel vegetal, dejando espacio entre ellas (unos 3 cms). Aplasta un poco las bolas con la palma de la mano y añade un par de pepitas de chocolate en cada galleta para que se vean más los trocitos.

Reserva en la nevera unos 20 minutos las galletas preparadas para hornear.

Una vez el horno caliente y las galletas frías, introduce la bandeja en el horno a media altura durante 15 minutos o hasta que los bordes estén dorados. Deja enfriar las las galletas en una rejilla.

Notas

  • Con esta receta salen unas 20-24 galletas, depende del tamaño de las bolitas que se hagan.
  • La avellana se puede picar con una picadora o bien trocear con un cuchillo, dependiendo de lo fino o grueso que queramos encontrarnos los trozos en las galletas. He probado de varias formas y la que más me gusta es cuando los trozos no están tan molidos, pues así se distingue más el sabor de la avellana en los bocados.
  • El tiempo de horneado siempre es aproximado, ya que cada horno es un mundo. Además en mi horno, la segunda hornada de galletas suelo dejarla 1 o 2 minutos menos que la primera hornada, ya que el horno suele estar más caliente y, si lo dejo el mismo tiempo, salen más tostadas que las primeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TrackBack URL

http://cocinatica.es/2016/05/08/galletas-de-avellana-y-chocolate/trackback/

SUBIR