Helado de mango y yogur

Si te gusta el mango no puedes dejar de hacer esta receta de helado fácil con yogur. Es ideal para aprovechar el mango muy maduro y queda delicioso.

Hay una versión de este helado poniendo melocotón y mango, pero yo prefiero dejar solo el mango, que me encanta, para destacar el sabor de este ingrediente.

Ingredientes

  • 400 gr de mangos maduros
  • 50 gr de azúcar glass
  • 1 yogur griego

Preparación

Pela el mango, trocéalo y congélalo al menos 6 horas.

Preparación tradicional

Poner los trozos de mango congelados en un vaso de batidora potente, capaz de triturar hielo

Tritura la fruta, empezando en una velocidad media y aumentando progresivamente la velocidad hasta que esté todo molido.

Luego añade el yogur y el azúcar glass y tritura a velocidad media hasta integrarlo todo.

Preparación con Thermomix

Pon el vaso de Thermomix los trozos de mango congelados y tritura 20 segundos en velocidad progresiva 5-10.

Baja el contenido con la espátula y añade el yogur y el azúcar glass.

Programa 1 minuto y medio en velocidad 5. Luego baja el contenido con la espátula y programa otros 30 segundos en velocidad 5 para terminar de mezclar lo que se hubiera quedado por las paredes del vaso.

Vierte el contenido en un recipiente con tapa (por ejemplo una fiambrera) e introduce en el congelador.

Saca el helado del congelador unos 15 minutos antes de comerlo.

Notas

  • Como siempre, la cantidad de azúcar es al gusto. Con las recetas de frutas prefiero tener el sabor de la propia fruta más destacado que el dulce del azúcar. Así que recomiendo empezar con poca cantidad, ir probando cómo va quedando de dulce y luego añadir más si es necesario. Si desde el principio nos queda muy dulce ya no tendría arreglo.
  • Es importante que los mangos estén maduros. Si no, el sabor no gustará.
  • Se puede hacer la misma receta con otra fruta similar al mango, por ejemplo el melocotón.
  • También se puede sustituir el yogur griego por un yogur natural (incluso desnatado) o un brick pequeño de nata para montar. La diferencia será la textura resultante: con nata queda más espeso y con yogur natural queda más suelto.
  • Si se consume nada más prepararlo tendrá consistencia de mousse, mientras que si se congela tendrá la textura de helado.
  • Se puede usar otro tipo de azúcar (por ejemplo blanquilla o morena), no tiene que ser glass. De hecho yo la hago con edulcorante (stevia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TrackBack URL

http://cocinatica.es/2016/06/12/helado-de-mango/trackback/

SUBIR